Los motivos del Lobo

"...déjame en el monte, déjame en el risco, déjame existir en mi libertad,
vete a tu convento Hermano Francisco, sigue tu camino y tu Santidad..."


Mi poema favorito. Desde que lo escuchara mucho tiempo atrás, cuando era una niña de boca de mi abuelo, no he dejado de pensar en la figura del lobo. Animal que me fascina.

¿Qué es ser lobo?, me pregunto muchas veces...

Me fascina este animal capaz de ser independiente, perteneciendo y defendiendo a la manda. Capaz de mirar profundamente y con tal intensidad que el universo entero se refleje en su mirada. Observarle contemplando su entorno como si albergara la sabiduría de toda la existencia vital, defender lo suyo con bravura pero sin saña, aullar haciendo vibrar a la naturaleza entera.

El lobo me inspira confianza, es noble y leal, capaz de defender lo suyo por honor, que no por codicia. Un ser amable y natural que tan sólo quiere vivir en paz y libertad disfrutando de su propia vitalidad.

¿Qué es ser lobo?, me pregunto...

La mayor parte de la veces hablamos de él de manera despectiva. Cuando decimos "ese es un lobo disfrazado de cordero...", le damos mayor confianza al cordero que al lobo, yo os digo que prefiero antes al lobo que al cordero, disfrazado o no. El lobo da la cara, viene de manera directa y se enfrenta a tí mirándote a los ojos, siento no poder decir lo mismo del cordero, que en cuanto te descuides te envestirá por detrás sin verlo venir.

¿Qué es ser lobo? me pregunto...

Ser sabio desde la visceralidad de la bestia...dejemos que el lobo hable y nos diga quienes somos.