Serenidad y Vacío

Cuantas cosas anhelamos a lo largo de nuestra vida, y con todas ellas tan solo ponemos nuestro objetivo en UNA: Ser Felices.

¿Pero qué es en realidad la felicidad?, ¿cómo podemos alcanzarla?.

Es curioso observar como intuimos nuestra felicidad en el tener, si tuviera esto, aquello, lo otro, seguro sería más feliz, sin embargo, cuando esa otra cosa que pensamos necesaria llega a nuestra vida, de modo inmediato dejamos de ser felices, es muy curioso...vivimos en un constante viaje ciclotímico de deseos frustrados y felicidades perecederas.

Esa misma inercia hacia el tener, y depositar nuestra felicidad en esas posesiones (una casa, un trabajo, un coche, un novio...), es lo que nos lleva a una incesante actividad nerviosa, inquietante y casi esquizofrénica, instalada en el NO parar ni un solo instante. Es muy escaso el tiempo que pasamos tan solo con nosotros, quietos, solos, serenos...

Vivimos en el hacer constante, en el hacer para tener, el tener para ser felices...paradójica espiral de locura e insatisfacción constante. Tenemos tanto miedo al vacío...

Pero, ¿qué es el vacío?, ¿acaso es quedarse hueco como el tronco de un árbol cuando envejece?, ¿quizá desaparecer?, ¿convertirnos en la nada?. Tenemos tanto miedo a "no ser", focalizado desde el "yo soy en función de lo que hago y tengo", que cuando se nos invita a "dejar de hacer" nos inunda el pánico.

¿Has probado en algún momento dejar de hacer esas cosas que supuestamente "debes hacer" para ser "tú mismo"?. ¿No?, te invito a que pruebes...y hazte esta pregunta ¿Quién soy?. Probablemente las primeras veces no puedas mantenerte mucho tiempo ahí, pero perdura, insiste, para y preguntate de nuevo ¿Quién soy?...

Pasado un tiempo observarás que eres Serenidad y Vacío, ya no tendrás que volver a "hacer para ser", porque comprobarás, entenderás y comprenderás que YA ERES, sin más...

No hay comentarios: